DIMENSIONES: ¿tenemos conexión a ellas?
10 febrero, 2016
El amor es la cura que estamos buscando.
16 febrero, 2016
Mostrar todo

Amaté ahora mismo…

1. Deja de juzgarte y de criticarte.

La crítica nunca cambia nada. Rehúsate a criticarte a ti mism@. Acéptate exactamente como eres. Con todo. Con lo que te agrada y con lo que no. Todo mundo cambia. Cuando te criticas a ti mism@, esos cambios son negativos. Cuando te apruebas, haces cambios positivos.

2. Suelta.

Deja de vivir en el pasado. No te culpes por decisiones que hayas hecho, Hiciste lo mejor posible en tu situación, circunstancia y conocimiento en ese momento. Ahora estás creciendo y cambiando y vivirás tu vida de una manera diferente. ¡Perdónate!

3. Deshazte de pensamientos de miedo.

Deja de aterrorizarte a ti mism@ con tus pensamientos. Solamente haces que las cosas sean peores. Haz creado situaciones peores haciéndolo. Piensa en algo que te hace feliz y cambia ese pensamiento de miedo o temor a un pensamiento gratificante.

4. Sé bondados@, amable y paciente.

Sé bondados@ contigo mism@. Sé amable contigo mism@. Sé paciente contigo mism@. La impaciencia es resistencia a aprender. Inhala y exhala. No te regañes a ti mism@, todos cometemos errores. Está bien equivocarnos. Aprende de la experiencia y crece hacia una nueva vida. Recuérdate a ti mism@ meditar por lo menos 5 minutos al día.

5. Sé bondados@ con tu mente.

Odiarse a sí mism@ es odiar tus propios pensamientos. No te odies por tener los pensamientos. Lenta y suavemente cambia tus pensamientos a algo más positivo. Conforme me amo y me apruebo a mi mism@ y a los demás, mi vida se torna cada vez mejor y mejor.

6. Elógiate.

La crítica acaba con el espíritu interior. El elogio lo construye.  Elógiate a ti mism@ tantas veces puedas. Di a ti mism@ lo bien que lo estás haciendo en cada pequeña cosa, no importa lo insignificante que te parezca.

7. Ayúdate.

Encuentra maneras de recibir ayuda. Busca amigos o conocidos y permíteles ayudarte. La fortaleza radica en saber pedir ayuda. Únete a un programa para encontrar ayuda.

8. Cuida tu cuerpo.

Cuida tu alimentación y haz ejercicio. Los alimentos son como el combustible para tu cuerpo. Ese combustible te proporciona la energía y vitalidad óptimas? Sal afuera. Qué ejercicio te gusta? Incorpora esta actividad a tu día todos los días. Quiere y respeta el templo en el que habitas que es tu cuerpo.

9. Haz práctica con el espejo.

Mírate a los ojos con frecuencia. Expresa el amor que tienes para ti mism@. Di a ti mism@ cuán maravillosa es tu vida. Por lo menos una vez al día di a ti mism@ “¡Te amo, realmente te amo!”

10. Ámate… ahora mismo.

No esperes a sentirte bien, a perder peso u obtener un nuevo trabajo o encontrar una nueva pareja. Comienza ahora mismo. Hazlo por ti. Te sentirás mucho mejor y todo se irá acomodando.

11. Diviértete.

Busca lo que te haga reir. Recuerda cuando eras niñ@, ¿qué te hacía feliz? Búscalo y disfrútalo de nuevo. La risa es la mejor medicina. La vida no está hecha para que vivamos serios todo el tiempo.

12. Ama a los demás.

Cuando expresa amor por ti mism@, es más fácil amar a los demás. Expresemos únicamente amor y gratitud a los que nos rodean. El Universo se encargará de devolvértelo. No culpes a los demás ni reacciones a lo que hagan. Si enviamos amor, solamente lo recibimos.

Vamos afirmando esto: Me veo a mi mism@ como un ser magnífico lleno de sabiduría y de belleza. Amo lo que veo en mí.
¡Que los Ángeles acompañen tu camino!