La mente es maravillosa, pero también puede ser veneno para el corazón💖

Como me pongo a pensar…
29 abril, 2020
… Es vuestro momento, adelante… Mensaje de los Huraii del Consejo de Urmah
16 mayo, 2020
Mostrar todo

La mente es maravillosa, pero también puede ser veneno para el corazón💖

Hace una semana o poco más, una persona que pasó por mi consulta me ha inspirado esta reflexión.
LA MENTE ES MARAVILLOSA, PERO TAMBIÉN PUEDE SER VENENO PARA EL CORAZÓN.
Definir o buscar la conciencia no es una búsqueda intelectual, aunque a la ciencia le gustaría descubrir el asiento de la conciencia y definir el misterio de cómo evoluciona la conciencia. Pero independientemente de la perspectiva científica, la conciencia no puede ser encontrada por o en la mente. Es cierto que la conciencia y la comprensión profundas provienen del corazón, porque aquí es donde reside la conciencia. Es aquí donde entendemos que todo está conectado y que todos somos uno. Es la mente la que juzga y separa, causando conflictos, competencia y la necesidad de controlar (otros o la Naturaleza).

El corazón discierne, acepta y busca la armonía a través del ejercicio de la compasión. Simplemente no podemos encontrar la conciencia usando solo la mente. Incluso leer o escuchar una pieza espiritual para edificaste, es buscar la conciencia a través del entendimiento mental, mientras que un simple paseo en la quietud de la Naturaleza puede traer conciencia, sensibilidad y empatía, principios que naturalmente elevan nuestra conciencia. La verdadera conciencia y comprensión solo llegan cuando la mente es guiada por el corazón.

Logramos una mayor conciencia cuando comenzamos a asumir la responsabilidad de todas nuestras elecciones, nuestras acciones y nuestros pensamientos (energía). Experimentamos un momento iluminado cuando entendemos que matar una cosa (una vaca o una araña) no es más aceptable que matar a otra (una mascota o una persona). La conciencia llega cuando dejamos de pedirle a una fuerza externa (Dios o extraterrestres) que nos salve, pero en su lugar nos hacemos responsables de cambiar el mundo que hemos creado conjuntamente a través de nuestras propias elecciones.

Básicamente, la conciencia está viviendo el principio sánscrito de Ahimsa (“No hacer daño”) en todas las áreas de nuestras vidas, incluyendo lo que pensamos sobre los demás, cómo y qué expresamos a los demás, las acciones que elegimos y cómo tratamos nuestro entorno. Ahimsa es un principio de unidad. Viene con el entendimiento de que lo que te hago a ti también lo hago a mí mismo. Otra forma de decir esto es la frase maya In Lak’ech (“Yo soy otro tú mismo”).

Podemos usar nuestros sentimientos para guiarnos y llevar nuestra conciencia a un nivel superior. Sentimos que nuestras emociones, que definimos como cualquier cosa que nos hace sentir incómodos frente a nuestros sentimientos más edificantes, son señales que apuntan al trabajo que debemos hacer para superar nuestras sombras y elevar nuestra conciencia. Cuando trabajamos con éxito a través de nuestras emociones sin causar daño a los demás, volvemos a nuestros sentimientos naturales de amor, alegría, confianza y compasión. Estos son los elementos de la conciencia, ya que traen unidad y paz.
“No puedes estar en un estado de compasión si estás en un estado de reacción. Por el contrario, no puedes estar en un estado de reacción si estás en un estado de compasión ”.
Necesitamos recordar que la forma en que usamos nuestra energía define nuestro nivel de conciencia.
Sheila Cavalcante 💜💖💜